Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Inicio

BIENVENIDA/O A MI ESPACIO DE CRIANZA CONSCIENTE

Este espacio, al servicio de la primera infancia, nace del deseo de compartir con las familias aquellas cuestiones de crianza y pedagogía que derivan del cuidado de bebés y niños/as así como de la atención a su desarrollo e intereses.


Soy Ana

Psicopedagoga y acompañante de la primera infancia

Además soy madre de dos hijos. La maternidad vino a revolucionar mi vida trazando un camino de trabajo personal y crianza consciente.

Un método pedagógico propio

Basado en Pedagogias del Cuidado

Los cuidados en los tres primeros años favorecen un vínculo sano que supone una maravillosa base emocional en el desarrollo del niño/a.


Una mañana en el nido

Los cuidados y el acompañamiento consciente

Observar, escuchar y acompañar desde el respeto a las personas que ya son y bajo una mirada adulta responsable y respetuosa.



Hadas Waldorf

En la Pedagogía Waldorf, las hadas son seres mágicos que acompañan a la naturaleza en su paso por las estaciones del año.


Entradas recientes del Blog

Los cuidados vinculantes

El sentimiento de vínculo nos protege de la soledad y nos convence de tener un lazo con la realidad, un cable a tierra, sin el cual tendríamos la sensación de que flotamos. Las personas somos seres sociales y necesitamos los vínculos para garantizar el cuidado, la protección y la supervivencia de la especie. Es con la familia y los amigos con quienes solemos construir los vínculos más íntimos.

Cuentos de hadas

Algunas familias que gozan en sus hogares de las hadas de inspiración Waldorf que hago en Sonrisas Aladas, me preguntan qué cuentos pueden leer o narrar a sus hijas e hijos. Los cuentos de hadas son cuentos de sabiduría popular de la literatura clásica infantil

¿Mi hija menor de tres años tiene la necesidad de socializar?

Llas teorías evolutivas del niño afirman que en edades tempranas (de 0 a 3 años) no hay socialización entre iguales. Para ello debe entrar en funcionamiento el cerebro superior. Y hasta este momento, sólo actúa el cerebro primitivo.

Suscribirte al blog

Recibirás en tu correo electrónico las nuevas entradas del blog


Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑